Todo nace a consecuencia de una función o un objetivo en específico, no siendo la raíz de las plantas la excepción, sino más bien en este caso particular este órgano de la planta una parte de la misma, de suma importancia para el crecimiento y desarrollo de su tallo, hojas y frutos que de forma conjunta le integran como tal.

La raíz se determina como la estructura que fija la planta al suelo, sirviendo de conductor de alimento, agua y minerales esenciales que este ser necesita para subsistir y desarrollarse. Es tanta la labor a cumplir por la raíz, que sus funciones se hacen imprescindibles para las plantas, de ahí que se podría afirmar que sin ella la planta no pudiese sobrevivir jamás.

Su función primordial se basa como lo mencionamos anteriormente en la absorción del agua, sales y demás nutrientes necesarios para que los vegetales, plantas, arboles…realicen su proceso de fotosíntesis.

A continuación mostramos de manera detallada algunas de las funciones más importantes referentes a la labor de la raíz en las plantas.

  1. Es el órgano encargado de absorber los nutrientes necesarios en la planta, tales como el agua y los minerales que disueltos ene l suelo pueden ser aspirados por cada una de las ramificaciones a que esta hace alusión.
  2. Es la parte de la planta que permite que haya una fijación óptima sobre el suelo, acción que evita entre otras cosas que la planta sea arrasada por factores natrales como el viento, la lluvia.
  3. La raíz es el conductor de alimento a la planta, siendo el proveedor base del cualquier vegetal para un crecimiento y desarrollo correcto.
  4. Es la parte de la planta encargada de almacenar los alimentos en forma de almidón y otras sustancias importantes
  5. Sirven de apoyo para mantener la planta erguida
  6. Siendo algunas raíces comestibles cumplen funciones nutricionales

Clases de raíces  

Las funciones de la raíz datan del mismo significado pese a que existen distintos tipos que de cierta forma le diferencian unas de otras.

Raíz típica: más conocida como raíz axonomorfa o pivotante, de las raíces más comunes y conocidas.

Raíz fasciculada: lo que la diferencia de las demás es el hecho de no poseer una raíz mayor o principal.

Raíz napiforme: su raíz principal posee un grosos de importancia, sin embargo se caracteriza por poseer muy pocas raíces secundarias.

Raíz ramificada: es un tipo de raíz que no posee una raíz principal asemejándose característicamente a las ramificaciones de un árbol.

Raíz tuberosa: hace relación a la mayoría de raíces comestibles con formación fasciculada que le permite la acumulación de minerales y agua.

Raíz adventicia: es aquella que nace por encima del suelo.

Raíz acuática: es aquella que no tiene ningún contacto con la tierra sino más bien en este caso en específico del agua como su sostén.

Raíz trepadora: hace referencia a la raíz e aquellas plantas que se conocen como parásitos.

 

Compartir