Los perros son unas de las mascotas preferidas por el hombre y no es para menos pues son sinónimo de ternura, amor y fidelidad en fin son esa compañía que todo mundo quisiera tener. Sin embargo no todo es tan bueno, pues algunos perros adoptan comportamientos que no son los adecuados, por eso se hace muy importante la educación en ellos, para que aprendan que cosas son buenas y cuales no o en su defecto que debe hacer y qué no.

Siendo este aspecto tan fundamental para la convivencia con tu mascota, quisimos indagar sobre los comportamientos más repetitivos que tienen los perros y cómo puedes solucionarlos, así que sigue leyendo.

3 Reglas básicas sobre cómo educar a un perro.

1. Uno de los problemas frecuentes se produce cuando nuestra mascota empieza a hacer sus necesidades en la casa, lo que resulta un gran problema. Existen dos maneras que resultan muy útiles, la primera es enseñarle a tu mascota a hacer sus necesidades fuera de casa, para ello establece una serie de horarios durante el día llévalo en la mañana, tarde y justo antes de dormir hasta que orine o haga popó, cuando lo haya hecho felicítalo y prémialo, de esta manera entenderá que hizo algo bien.

Si quieres establecer un lugar para que el haga sus necesidades en casa está bien, así que debes enseñarle el lugar donde debe hacerlo, cuando el perro haga allí felicítalo igualmente y prémialo pues hizo bien la tarea. En caso de que haga sus necesidades dentro de la casa o en el lugar que no se le indico, no lo regañes simplemente ignoralo y no le des premio, así entenderá que lo que hizo no está bien.

2. Otro problema que presentan regularmente los perros es que muerden mucho sin razón alguna bien sea a personas y/o objetos, para lograr adiestrarlo y evitar que realice esto cuando lo haga debes regañarle diciendo su nombre acompañado de un “No”, si no deja de hacerlo regáñale nuevamente y dale un toque en su cadera (no muy fuerte) hasta que se detenga.





Cuando haya dejado de morder le daremos unos de sus juguetes y se lo pondremos en la boca para que lo muerda, si lo hizo felicítalo; de esta manera entenderá que puede morder sus juguetes sin embargo las otras cosas no, este consejo funciona excelente como adiestramiento para tu mascota.

En caso de que tu perro muerda por cuestiones de agresividad lo más recomendable es consultar a un adiestrador de perros profesional.

3. Los perros que pasan mucho tiempo encerrados por lo general cuando llegan visitas o incluso tú mismo a casa empiezan a saltar en exceso sobre ellas, según los expertos este comportamiento se genera por la ansiedad; pues como bien es cierto los perros tienen mucha energía que por lo general desgastan cuando salen a pasear y jugar, si tu perro no sale lo suficiente esta energía se va acumulando generando la famosa ansiedad.

Así que la principal recomendación es respetar los paseos de tu mascota, ya que es algo que en realidad necesitan no solo para mejorar ese aspecto de su comportamiento sino también porque es beneficioso para su salud.

No te desesperes si en pocos días no ves resultados, se perseverante y notaras como tu querida mascota irá cambiando, dale mucho amor y cariño en esta etapa ya que es nueva para él, de modo que sienta que tú le estás acompañando y estas feliz con sus resultados.