El esqueleto humano es una de las partes esenciales del cuerpo pues gracias a él nuestro cuerpo tiene forma, se puede sostener, podemos movernos y da protección a órganos internos del cuerpo humano. Los huesos están compuestos por tejidos duros y blandos, lo cual permite que este sea firme, duro y muy resistente.

Cuando los tejidos y las células de los huesos empiezan a perder las vitaminas y minerales necesarios, el hueso se debilita y se vuelve frágil, trayendo como resultado múltiples afecciones que empeoran la calidad de vida de quien lo padece. Existen múltiples enfermedades que afectan a los huesos, sin embargo hay algunas que son más comunes que otras.

Enfermedades de los huesos

Estas son algunas de las enfermedades más comunes que se generan en el sistema esquelético o en los huesos,

-Osteoporosis: esta es una de las enfermedades mas comunes de los huesos, se le conoce porque se genera una disminución de la masa ósea y posterior deterioro de la estructura ósea, lo que ocasiona que el hueso se debilite aumentando el riesgo de sufrir fracturas.

-Osteogénesis imperfecta: esta enfermedad es de origen congénito la cual genera una insuficiencia de colágeno en los huesos, también se le conoce como la enfermedad de los huesos de cristal pues debido a que no hay suficiente colágeno en los huesos, estos se vuelven extremadamente frágiles y quebradizos.

-Enfermedad de Paget: esta enfermedad al igual que las demás se caracteriza porque debilita los huesos; se conoce como un trastorno progresivo el cual genera una perdida de la masa osea en las células osteoblastos y osteoclastos que al momento de reconstruir el  tejido oseo, lo hace de manera acelerada causando deformidades, dolor y posibles fracturas en los huesos.

-Cáncer de huesos: esta enfermedad es otras de las que se pueden dar en los huesos, por lo general se originan en la médula y el sarcoma, se caracteriza porque empieza a crecer sobre el tejido duro del hueso lo que causa dolor, debilidad del hueso, inflamación de la zona y entumecimiento.

-Artritis: esta enfermedad se distingue porque se puede presentar a cualquier edad, se le conoce porque genera dolor e inflamación en las articulaciones de manos y pies, aunque también suele presentar otro tipo de síntomas o afecciones como rigidez y perdida de movimiento.