Tener un cultivo de durazno en casa es posible, sólo debes tener en cuenta una serie de pautas que son de gran importancia para que las plantas de duraznos crezcan como se deben. Sí bien es cierto, los duraznos son frutos que se dan más en lugares con climas un poco más cálidos, aunque también se pueden sembrar en climas cálidos; además debes tener presente que son plantas difíciles de cuidar y cultivar.

Como sembrar duraznos

1. Antes de iniciar con el Cultivo de durazno debes prestar mucha atención al sitio, verificando que sea el más adecuado para hacer tu cultivo; puesto que es indispensable que no sólo la tierra sea la más apta sino que también sea un sitio que cuente con buena iluminación, es decir que reciba los rayos solares necesarios que son 6 horas al día.

2. Las semillas de duraznos deben contar con unas características de preparación específicas para sembrar; debes dejar las semillas en remojo con agua alrededor de unas cuantas horas, después de esto debes limpiarlas con agua fría y posteriormente secarlas. Para que empiecen a brotar lo que debes hacer es meter las semillas en una bolsa hermética con agua, agítala y saca el agua; refrigera la semilla a unos 5 °C por unas cuantas semanas hasta que la semilla empiece a germinar.

3. Una semilla ya es apta para sembrar cuando ha germinado una raíz de al menos 1.3 cm de largo.

4. La tierra que se va a utilizar para sembrar las semillas de durazno es uno de los aspectos más importantes; debe ser rica en nutrientes, así como también elegir la composta adecuada, que permita que nuestras semillas reciban todo los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo.

sembrar semillas de duraznos

5. Del mismo modo, la tierra debe ser de una textura suave que permita que el agua se drene fácilmente, cuidando que ésta no se convierta en un completo barrial. En caso de ser así la semilla se descubrirá y no crecerá.

6. Otro aspecto a tener en cuenta es la profundidad a la que debes sembrar la semilla, ya que cada fruto debe sembrarse a una profundidad especifica. Las semillas de durazno deben sembrarse a 6 o 7 cm de profundidad, luego se cubre con tierra y se humedece un poco.

7. Así como cualquier otro cultivo la tierra debe mantenerse húmeda, puesto que de ello depende la vitalidad de la planta. Por ende es muy importante que estés pendiente si la planta tiene el agua necesaria.

Compartir