El perfume ha existido desde hace mucho tiempo, la primera aparición de este surgió en la época primitiva cuando un hombre encendió en la hoguera por casualidad unas ramas de un árbol que mientras se quemaba desprendían un olor agradable nunca antes sentido. Con el paso del tiempo el perfume se fue incorporando en la sociedad tanto así que hoy es un indispensable para muchos, pues sus ricos aromas florales, especiados, acaramelados, orientales, especiados y cítricos hacen que el perfume se convierta en un indispensable para aquellas personas que les gusta oler bien.

Es importante mencionar que los aromas de perfumes no les queda bien a todos, debido a que cada persona tiene un cuerpo diferente por lo mismo presenta un pH distinto que en muchas ocasiones logra alterar el aroma de la colonia.

Si bien es cierto existen diferentes tipos de perfumes que de acuerdo a su intensidad o concentración de aroma hacen que este dure mas o menos tiempo sobre la piel, son cinco (5) tipos de colonias entre ellas se encuentra el perfume (más concentración), Eau de perfume, agua de baño, agua de colonia y splash de perfume (menor concentración).





¿Cómo prolongar el aroma de tu perfume?

Entre los consejos más populares y eficientes para que tu perfume o colonia dure más sobre tu piel durante el día se encuentran las siguientes.

  • Uno de los consejos que más funcionan es aplicar el perfume en puntos estratégicos, a esto me refiero a los puntos de pulso en tu cuerpo como las muñecas, cuello, sien y parte interna de los codos, estos lugares son claves pues al emanar calor ayudan a que el aroma se concentre más en tu piel.
  • Otra recomendación es aplicar poco perfume en la zonas claves pues si saturas el cuerpo con este aroma, crearás el efecto contrario, recuerda menos es más.

Si deseas saber más sobre perfumes puedes encontrar información en Núbola

  • Si aplicas cualquier tipo de crema sobre la piel sin aroma y luego aplicas encima de esta el perfume será un combo perfecto pues al combinarse, la piel no solo absorberá la crema sino el perfume, de esta manera el aroma se adhiere mejor a tu piel perdurando por más tiempo.
  • Por último, recuerda no frotar el perfume cuando lo hayas aplicado, al hacer esto desvaneces el aroma y no permites que este penetre en tu piel.
Compartir