A diferencia de lo que muchos piensan de forma errada, los perros no ven a blanco y negro simplemente, si bien, estudios al respecto han logrado demostrar que la retina de sus ojos pueden observar y/o percibir diferentes colores tal cual lo puede hacer el ser humano, sin embargo, no es el mismo caso al hombre en tanto que existe una dificultad para contemplar uno que otro color, caso el del rojo y el verde que aunque los pueden mirar, se les dificulta y les es distorsionado de alguna manera, siendo el resultado de dichos colores en sus ojos para el verde un gris-amarillo y el rojo como marrón-amarillo.

 

Este aspecto hace la diferencia radical entre la vista del perro y del ser humano, siendo las personas específicamente el único ser que posee una riqueza total en términos de receptores de color, los cuales abracan la totalidad de colores y tonalidades posibles de observar en el ambiente, mientras que los perros poseen una limitación significativa  en los conos de sus ojos.

Una explicación a lo anterior  podría denotar el hecho de que un perro cuenta con dos células, mientras que el hombre como tal cuenta con tres a la vez, dando diferente intensidad a los colores lo que le permite al cerebro dar órdenes precisas para percibir un amplio abanico de colores que no escapan al ojo del ser humano.

¿Cómo ven los perros los diferentes colores?

Ya habíamos hablado acerca de la dificultad que este tipo de animales posee para observar colores como el rojo y el verde, pero para hacernos una idea de cómo pueden observar los diferentes colores, presentamos a continuación una imagen en la que podrás observar detalladamente las tonalidades que logra examinar su vista, haciendo la diferencia entre la vista real que si es posible observar el ojo del ser humano.

De esta manera nos podemos dar cuenta de que  las tonalidades cambian significativamente a vista de un perro, en tanto que entre otras cosas su visión no tiene la misma nitidez ni definición  que la nuestra.