El lugar más frío del mundo se encuentra en Rusia en el este de Siberia al noreste de la República de Sajá; Les hablo de Oymyakon un pueblo con aproximadamente 500 habitantes, se encuentra cercano al río Indigirka. Actualmente cuenta con el récord del lugar habitado con la temperatura más baja registrada de -71,2 °C, así que ya te imaginarás que tan frío es.

Oymyakon cuenta con características climatologías muy particulares que hacen que este se convierta en uno de los lugares más fríos.

Todo se debe a que el pueblo se encuentra en un altiplano de unos 740 metros, además de que está a una distancia bastante alejada del océano, pero lo que sin lugar a dudas hace que en el lugar se desplome tanto la temperatura es la presencia de masas gélidas que llegan desde el Polo Norte también conocidos como anticiclones que por lo general llegan en época de invierno.

Durante el invierno se observan temperaturas promedios de -51°C la cual dura nueve meses siendo los meses más fríos en Oymyakon, por otro lado en época de verano la temperatura es un poco más templada y en algunas ocasiones frías así como también en primavera y otoño, este tipo de diferencias climatologías se deben a que allí el clima es subpolar con invierno seco.





Tanto es el frío en este pueblo que los peces se congelan tan solo unos segundos de ser sacados del agua así como la leche y todos los líquidos, por eso muchos de los enseres se guardan en sótanos para que se conserven. La vida en un lugar de estos no es nada fácil, pues la mayoría de su gente pasan la mayor parte del día en sus hogares donde se resguardan del frío, una de las maneras que tienen para quitárselo es tomando bebidas como el famoso té ruso Russki Chai.

En este pueblo ir al baño se convierte en un gran dilema, pues los baños se encuentran en pequeñas cabañas al lado de la casa los cuales no cuentan con tubería, es decir sistema de acueducto pues con las bajas temperaturas las tuberías no resistirían. Por lo tanto los baños en Oymyakon son huecos cavados a unos 2 metros de profundidad en donde las personas dejan sus residuos, esto no resulta un problema pues la temperatura evita que estos emanen olores o posibles enfermedades.

Así que ¿Te animarías a visitar este pueblo en el que solo puedes tener entre cinco y seis horas de luz al día?.