Aunque parezca una pregunta obvia para algunos, la verdad es que para muchas personas oriundos y radicados en la ciudad suele ser un interrogante que surge por el desconocimiento del campo y de su funcionamiento integral, donde la alimentación de los animales, en este caso específico la vaca, viene a la mente como una tarea ardua a la cual se busca respuestas certeras ya sea por cuestiones académicas y/o científicas que inciten a su consulta.

Si bien, muchas de las preguntas que surgen al respecto de este mamífero resultan por la importancia que la vaca representa en la dieta alimentaria del ser humano, al ser uno de los alimentos, tipos de carne roja en exportación de mayor demanda en estos tiempos.

¿Qué es la vaca?

Es un animal mamífero de tratadísticas en tamaño grande,  peso aproximado en edad adulta de 900 a 1000 kg, colores a blanco, negro, amarillentos, y en combinación propia específicamente, un mamífero ungulado, por tener un acabado de pesuñas al final de sus patas, de altura promedio de unos 150 cm de altura y 250 cm de longitud, cabeza gruesa y cuernos curvos y puntiagudos.

Muy famoso en el mundo por el sabor y nutrientes esenciales que su carne representa para el hombre, sin duda de los alimentos más representativos en la mesa de los hogares alrededor del mundo, sin dejar de lado la leche que de la misma proviene y que es aprovechada en de tal forma que sus derivados se desencadenan en un tipo de alimentos variados de aportes nutricionales únicos que le hacen ser en la pirámide nutricional de los más importantes a la hora de lograr un adecuado funcionamiento del organismo del hombre como tal.

¿De que se alimentan las vacas?

Usualmente la vaca se alimenta de pasto, de ahí que se hace posible observar grandes extensiones de tierra cultivadas de este tipo de planta en uso para el desarrollo de la ganadería, donde las vacas son criadas como modo de producción económica.

Su alimentación en medio de las granjas se acompaña por  forrajes, vegetales de las plantas leguminosas, ricos en fibra, siendo además su proceso de hidratación de gran importancia para la producción de leche, en tanto que necesariamente para la producción de un litro de leche la vaca necesita ingerir al menos 2 litros de agua al día.

Compartir