El comercio electronico en América Latina es uno de los mercados con mayor potencial de crecimiento.

De acuerdo con un reciente post de Mashable, en América Latina se estima que el tráfico en Internet aumente en torno a un 48 % para el año 2017.

Solo en número de usuarios con acceso a Internet el crecimiento ha sido de un 20% en 2012 y de un 15% en 2011.

Este crecimiento se ha acelerado gracias a una mayor penetración de Internet en los hogares y a la privatización de las empresas de telecomunicaciones, anteriormente en manos de los gobiernos.

A pesar de un aumento en el acceso a Internet, éste no se correlaciona de forma automática con un aumento en el comercio electrónico, ni en todos los países es igual.

Se estima que la industria de comercio electrónico de Brasil crezca a 178 % en 2017, mientras que la de México crecerá en un promedio del 209 %. México tendrá el crecimiento más acelerado de la región durante los próximos 6 años.

Los analistas esperan que México tenga el crecimiento más acelerado de la región para los próximos 5-6 años. Si usted está a punto de invertir, México presenta una buena oportunidad tanto en la Bolsa Mexicana de Valores, como para las empresas de comercio electrónico.

No obstante los empresarios que quieran invertir en una operación de comercio electrónico se van a encontrar con varios obstáculos en la región.

Retos a superar por las empresas de comercio electronico en América Latina

Los problemas principales son :

  • Problemas de envío y distribución.
  • La burocracia gubernamental
  • Problemas en el pago electrónico
  • Las diferencias culturales

Las empresas que implementan las estrategias adecuadas para superar estos 4 obstáculos serán las que tengan éxito, pero ¿Cómo superar estos 4 retos?

1. Problemas de envío y distribución.

El mayor problema para las empresas de comercio electrónico es el envío. Muchas direcciones en América Latina son difíciles de entender, varias casas no están numeradas y las calles no tienen nombres oficiales. Las carreteras están en mal estado y el sistema oficial de correos no es fiable. Por ello es de vital importancia que la empresa cuente con contratistas o con su propia infraestructura en lugar de utilizar el sistema postal nacional de cada país.

2. La burocracia gubernamental.

Es de muy importante parara una compañía de comercio electrónico en América Latina asociarse con un servicio de mensajería local confiable o crear su propio sistema de administración, ya que las aduanas tienen precios diferentes y tampoco son fiables.

Además en Latinoamérica los gobiernos tienen mucha burocracia y éste puede convertirse en un problema importante. Los funcionarios también son famosos por cobrar diferentes cantidades en impuestos cada vez.

3. Problemas en el pago electrónico.

A diferencia de Estados Unidos o Europa el uso de tarjetas de débito y de crédito no es frecuente. Asimismo, las empresas no pueden poner en práctica el “pago después de recibir el producto” una estrategia muy popular en Alemania.

Uno de los sistemas más populares de pago es a través de depósitos bancarios. Aunque este proceso podría llevar tiempo, es uno de los métodos más seguros y más accesible para completar los pagos.

4. Las diferencias culturales

Las diferencias culturales y las expectativas de compras en tiendas online también pueden convertirse en un reto para una empresa de comercio electrónico.

Los clientes no están acostumbrados a las políticas de devolución flexibles y no se atreven a comprar un producto del que pueden arrepentirse o no cumplir sus expectativas.

Los usuarios deben ser educados sobre los procedimientos de retorno y la seguridad de que los productos que compran a través de una tienda online son reembolsables.

Las empresas de comercio electrónico también deben ser conscientes de este tipo de conductas

Así mismo las empresas de e-commerce deben ser conscientes de las vacaciones, los días con eventos deportivos de gran envergadura y las costumbres nacionales, con el fin de prever adecuadamente las ventas y crear una estrategia comercial adecuada.

A pesar de los múltiples desafíos que existen para una empresa de comercio electrónico en América Latina, una empresa que puede hacer frente a estos problemas correctamente tiene enormes posibilidades de acceder a una de las oportunidades de retorno de la inversión de más rápido crecimiento en un momento en que otros mercados están en una crisis o estancamiento.

Hay una gran brecha de conocimientos y recursos entre los productores, fabricantes y consumidores, lo cual supone una gran oportunidad para establecer las relaciones entre ellos y ofrecer el valor añadido que falta.

Actualmente las ventas de comercio electrónico representan sólo el 1,5 % de las ventas totales en México, lo cual supone una enorme oportunidad para el crecimiento en este mercado.

DEJA UNA RESPUESTA