La leche materna es el alimento principal de los bebés, esta es producida por las madres gestantes y provee al bebé de todos los nutrientes necesarios durante cada etapa de desarrollo del bebé. La leche materna empieza a aparecer durante el embarazo, sin  embargo esta en este periodo de gestación no tiene la misma consistencia que cuando el bebé nace, la leche materna varía de acuerdo al crecimiento del bebé, adaptándose a sus necesidades básicas.

Sí aún no has entendido muy bien, sobre la composición de la leche materna, a continuación te explicare a detalle cuales son las etapas de la leche materna.

Fases o etapas de la leche materna

Fase 1- El calostro

Esta es la primera etapa de la leche materna, suele aparecer durante el embarazo y dura hasta varios días después de haber dado a luz. El calostro tiene una consistencia muy diferente a lo que la mayoría de gente conoce como leche materna, en esta etapa la leche es de un color amarillento y de consistencias es un poco más cremosa que liquida.

Esta leche es muy rica en vitaminas como la A, D, K, E; además de muchos minerales, proteínas e inmuglobulinas, un nutriente importante para evitar posibles infecciones en el bebé. El calostro resulta muy beneficioso para el bebé, no solo por su alto contenido en nutrientes sino que también ayuda a preparar el estomago del bebe para la leche de transición.

Fase 2- Leche de transición

Esta leche aparece seguidamente del calostro, 5 o 10 días después de haber nacido el bebé, es conocida porque es la que aporta más calorías al bebe, de esta manera puede adaptarse mejor a sus necesidades energéticas. La leche de transición es más grasa que el calostro, además de que cambia de color pues su apariencia es blanca, esta leche tiene  lactosa y vitaminas solubles en agua; tiene una duración de dos semanas aproximadamente.

Fase 3- Leche madura

Luego de la leche de transición, llega la ultima etapa de la leche materna llamada leche madura, la cual alimentara al bebé y aportara todos los nutrientes necesarios hasta los 6 meses o más. La leche madura esta compuesta en un 80% de agua, ideal para mantener al bebé hidratado, tiene una apariencia blanquecina y oleosa; el 10% restante se compone de carbohidratos, minerales, proteínas, vitaminas y grasas necesarias para el crecimiento y la energía del bebé.

La leche madura a su vez tiene dos fases, una inicial que se da al inicio de la alimentación la cual contiene agua, vitamina y proteína; la segunda y ultima fase de la leche madura contiene altos niveles de grasa, las cuales permiten el aumento de peso del bebé.

Como has acabado leer, entenderás que la leche materna es el alimento principal e indispensable para los bebés, ya que a través de ella el bebé no solo puede alimentarse y saciar su hambre, sino también recibir todos los nutrientes necesarios para su desarrollo completo, además de que lo provee de defensas que pueden evitar posibles enfermedades.