Las serpientes es uno de los animales a los cuales mas del 70% de la población humana les teme, y no es para menos pues si bien hay serpientes inofensivas las hay también agresivas, aunque expertos afirman que están atacan si son molestadas. Sin embargo eso no es lo que mas preocupa a la gente, algunas serpientes como mecanismo de defensa utilizan un potente veneno que no solo les permite defenderse sino también matar a sus presas antes de ingerirlas. Aquí te muestro algunos ejemplos de serpientes venenosas en acción.

Lo lamentable es que algunas personas han tenido la poca suerte de sobrevivir a la mordida de una serpiente venenosa, bien sea porque la pisaron sin darse cuenta o porque la hostigaron a tal punto que esta se defendió. Estas serpientes tienen venenos altamente tóxicos que pueden acabar con la vida de una persona en cuestión de minutos, pues este ataca directamente el sistema respiratorio y nervioso causando colapso del corazón. A continuación te mostrare un listado con las serpientes mas venenosas del mundo.

Top Las serpientes mas venenosas

Taipan

Dentro de las serpientes más peligrosas está la serpiente de taipan, tanto así que es considerada la más letal del mundo. Esta serpiente es de origen australiano, aunque existen tres tipos de especies de la taipan, está la Taipan del interior (Australia Central) , La Costera (Norte de Australia) y La papuana (al Sur de Nueva Guinea).

La serpiente taipan alcanza longitudes de 2 a 4 m y se alimenta de algunos mamíferos y aves, su piel presenta una variación entre el color oliva al marrón oscuro. Es considerada la más peligrosa porque su veneno puede provocar la muerte en sólo cuestión de minutos, aunque existe un antídoto en la actualidad para este.

Serpiente marrón Oriental

Esta serpiente es una de las más venenosas del mundo después de la serpiente de Taipan, vive en las costas de Australia. Mide 2 m de largo pero puede llegar a medir más de 2,5 m, esta serpiente presenta distintos patrones en cuanto a su color, pues una puede tener en su totalidad solo marrón mientras que otra puede tener varios patrones de ese color, incluso algunas tienen puntos y bandas sobre su cuerpo.

Su alimento principal son los roedores por ende es muy común encontrarlas en granjas y zonas pobladas de la costa australiana. A pesar de no ser una serpiente agresiva si se han presentado casos de ataques a personas. Tiene un potente veneno muy mortífero que afecta al sistema respiratorio en cuestión de horas.

Cobra Filipinas

Esta serpiente también es catalogada como una de las más venenosas del planeta, pues tiene un potente veneno letal, es oriunda de Filipinas y se le atribuye un comportamiento muy  agresivo. Es una serpiente muy pequeña puede llegar a medir 1 o 2 m de largo, tiene un color característico marrón.





Al igual que el resto de las cobras se le conoce fácilmente por la actitud que adoptan cuando se siente en peligro, a pesar de ello es muy utilizada en el medio oriente por los encantadores de serpientes. Habita en la jungla o en zonas abiertas y se alimenta de roedores aves y pequeños mamíferos.

Krait común

Esta peligrosa serpiente se encuentra en el continente asiático para ser más exactos en la India y gran parte de China. Es de las más temidas pues tiene un veneno que es 15 veces más potente que el de una cobra, el cual te puede causar problemas en el sistema respiratorio y nervioso causando la muerte en cuestión de horas.
Mide aproximadamente  de 90 cm hasta 2 metros de largo, presenta mayor actividad durante la noche por ende es muy común encontrarlas resguardadas en bolsas de dormir tiendas de campaña o botas. Es de color negro y azulado con pequeñas bandas de color blanco que funcionan perfecto como un camuflaje durante la noche.
A pesar de ser una serpiente con un veneno muy peligroso no se le atribuye el carácter de agresiva, pues en muy pocas ocasiones han atacado humanos.

Mamba negra

La mamba negra es una de las serpientes más peligrosas de África y más rápidas del mundo, pues alcanza velocidades de 20 km/h muy rápido para ser una serpiente. Esta peligrosa serpiente habita en África en países como: Sudán, Etiopía, Somalia, Kenia, Uganda, entre otros.

Mide 2,5 m de largo pero puede llegar a medir incluso hasta más de 4 metros, el interior de su boca es negro de ahí deriva su nombre. Su color va desde el verde mate hasta el gris metálico, vive en zona de bosques, laderas rocosas y pantanos húmedos.

Esta serpiente es muy tímida, sólo utiliza su velocidad para escapar, por ende no son muchos los casos registrados de mordeduras a humanos. Sin embargo contiene un potente veneno tóxico que genera parálisis de los músculos respiratorios causando la muerte.

Cobra Real

Considerada la serpiente venenosa más grande del mundo, llegando a medir hasta 5 m e incluso más. Habita en el continente asiático en países como Tailandia, al sur de China, Malasia, Sur de India y Filipinas.
A pesar de que su veneno no es de los más letales en comparación con las otras, si tiene una particular característica y es que transmite una sustancia en el organismo en grandes cantidades que resulta letal para la persona afectando su sistema nervioso y respiratorio.
Es una serpiente delgada de color oliva con ojos de color bronce, se alimenta básicamente de otras serpientes como las ratonera, cobras e incluso pitones. La cobra real es conocida por ser muy agresiva cuando se le molesta, aunque está prefiere evitar la presencia de humanos

Víbora de Rusell

Esta serpiente a pesar de no tener un veneno tan tóxico como las otras, si es considerada una serpiente peligrosa pues se reportan varios incidentes de mordeduras graves y fatales debido a que merodea frecuentemente en zonas pobladas.

Está víbora habita en Asia a lo largo del subcontinente Indio, así como también en Asia Sudoriental, China meridional y Taiwán. Esta serpiente mide el metro y medio de longitud, su color es marrón claro con manchas marrones oscuras, se alimentan de roedores.

Su veneno puede ocasionar la muerte debido a que este contiene un coagulante peligroso que puede causar daño en los tejidos y las células sanguíneas.

Compartir