Las tragamonedas han sido máquinas realmente eficaces durante el transcurso de un siglo. No obstante, han alcanzado una racha fría en los últimos años, especialmente con los jugadores jóvenes. Cada vez más “millennials” van a los casinos únicamente por los clubes nocturnos, restaurantes y discotecas.

Estos apuestan por los deportes o hacen una apuesta ocasional en las mesas, pero se mantienen alejados de las máquinas tragamonedas. Solo aprecian aquellas que se pueden jugar actualmente en línea, como Cleopatra Tragamoneda. Mientras puedan hacerlo desde la comodidad de su casa con internet, entonces no supone tanto problema.

Aun así, lamentablemente, a estos jugadores más jóvenes, muchos de ellos criados en videojuegos, no les interesa presionar un botón y esperar que un generador de números aleatorios determine si han ganado. Las estadísticas aseguran que la industria de las máquinas tragamonedas ha caído mucho más desde 2007 que la de los juegos de mesa.

Juegos de tragamonedas basados en habilidades

En teoría, los jóvenes quieren labrar su suerte y el juego basado en habilidades podría ser una opción viable para no dejar morir a las máquinas tragamonedas. Sin embargo, si es que se adopta, enfrentaría una trayectoria muy larga hasta ser aceptado por el público.

Una de las preocupaciones de los ejecutivos de los casinos es el tiempo. Los jugadores de tragamonedas tradicionales solo demoran 5 segundos, en comparación con los 20 a 60 segundos que tomarían estos juegos de habilidades. Esto supondría en que puedan ser menos rentables que las tragamonedas comunes, incluso si atraen a nuevos jugadores.

Y a algunos casinos les preocupa que los nuevos juegos canibalicen las ventas de máquinas tragamonedas tradicionales, que aún representan un porcentaje considerable de los ingresos totales de los casinos comerciales de todo el mundo. Entonces, queda una pregunta al aire: ¿valdría la pena por el bien de atraer a los jóvenes que no son conocidos por su lealtad a largo plazo?

¿Cuál es el impacto de la inteligencia artificial?

Otro punto a tratar es la inteligencia artificial. Hace solo un par de décadas, nadie hubiera imaginado que algo tan futurista y sofisticado como la IA y el aprendizaje automático se convertiría en un tema frecuente y crucial para diferentes segmentos de la sociedad moderna.

Las industrias de alto perfil y con habilidades técnicas, como la robótica y el entretenimiento virtual con los casinos y los juegos de tragamonedas en línea, son el mejor ejemplo de su creciente poder. Los juegos en 3D ha potenciado los casinos en línea mediante realidad virtual y han tomado la industria del “iGaming” como una tormenta, logrando que un ejército de jugadores aumente con cada día que pasa.

En el momento en que surgió la inteligencia artificial, fue brillante y evidente que el escenario de los juegos en línea cambiaría para mejor. Es interesante decir que las máquinas tragamonedas en línea y la inteligencia artificial han estado sentados en la misma mesa durante varios años. La única diferencia significativa entre ambos es la aplicación de la tecnología ya que esta está mejorando cada vez más.

¿Tendrá la IA algún efecto en la suerte de las máquinas tragamonedas?

Si la Inteligencia Artificial interviene, ¿la suerte dejará de existir en los juegos de casino como las tragamonedas? Es una pregunta importante que intriga y confunde a todos en algún momento. Desde una perspectiva lógica, es muy probable que la IA en verdad le quite un poco de suerte al juego.

¿Una posible explicación? Recientemente se llevó a cabo un estudio en el que se descubrió que la inteligencia artificial puede predecir matemáticamente el comportamiento general de un jugador. Al buscar la naturaleza inusual de los jugadores y su acción, las máquinas pueden atrapar a usuarios que estaban haciendo trampa mientras juegan.

Compartir