La lluvia ácida es un fenómeno generado por la contaminación del aire; Esta se forma cuando la humedad del aire se combina con partículas de óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre y el trióxido de azufre en altas concentraciones que sobrepasan los niveles normales, reaccionan con el agua de la lluvia y se transforman en ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido clorhídrico.

Estos ácidos se depositan en las nubes y viajan grandes distancias con ayuda del viento, caen a la superficie terrestre principalmente por medio de la lluvia aunque también por otros fenómenos atmosféricos como el rocío, llovizna, granizo, nieve, niebla o neblina.

Los agentes contaminantes que dan lugar a la lluvia ácida se generan por los distintos combustibles que se queman, así como también por los productos químicos que se esparcen por el aire, generando gases contaminantes dañinos para el medioambiente que originan lo que conocemos como lluvia ácida.





Si bien es cierto la lluvia contiene un porcentaje de acidez muy ligero, nada perjudicial; Estos niveles se encuentran desde un pH mayor a 5-6 pues contienen CO2 atmosférico, que forma ácido carbónico. Así que para que la lluvia se considere ácida debe tener un nivel de pH menor a 5, incluso en algunos casos ha llegado a valores de pH de 3.

Principales consecuencias de la lluvia acida

La lluvia ácida trae consigo grandes consecuencias para el medioambiente entre las más preocupantes están la acidificación de las aguas en la tierra presente en lagos, ríos y mares, dificultando el óptimo desarrollo de la vida acuática. Del mismo modo en los suelos aumenta los niveles de acidificación causando problemas directamente a la vegetación, generando graves daños en zonas forestales pues el aumento de esta genera una notable disminución en microorganismos importantes para el desarrollo de las plantas.

lluvia acida

Tanto es el daño de esta lluvia que incluso las construcciones e infraestructuras se ven afectadas por esta debido a sus agentes corrosivos que desgastan las edificaciones. Siendo este un problema tan grande que no puede pasarse por desapercibido, es importante tomar medidas de prevención frente a esta como por ejemplo reduciendo la emisión de agentes contaminantes que generan esta lluvia.