Definición de ecosistema

¿Qué es un ecosistema? Un ecosistema se le conoce como al conjunto de especies que habitan en un área determinada, la cual se caracteriza porque interactúan entre ellas y su ambiente abiótico, es decir que los seres vivos y los no vivos asumen cada uno roles específicos que ayudan a la vitalidad de todo el medio ambiente de manera permanente.

El ecosistema a su vez se divide en varias categorías clasificadas de acuerdo a características cono los tipos de superficie, la flora y fauna que presentan cada uno, los cuales permiten diferenciar unos de otros.

Clases de ecosistemas

Existen muchas clases de ecosistemas entre las cuales se clasifican dos grupos importantes conocidos como biomas terrestres y biomas acuáticos, que a su vez se subdividen en biomas de agua dulce y biomas marinos.

Tipos de Ecosistemas

Ecosistemas terrestres

Los ecosistemas terrestres se conocen por ser aquellos que se desarrollan no solo en el suelo, sino también en el subsuelo debido a múltiples factores con que cuenta su entorno como: la humedad, altitud, temperatura y demás. Dentro del ecosistema terrestre es común ver variedad de estos, los cuales se clasifican de acuerdo a múltiples características.

Estos son algunos de los principales ecosistemas terrestres:

Bosques

El ecosistema de bosque es también llamado ecosistema forestal, se caracterizan porque la mayor parte de él está conformado de biosfera terrestre. Entre los tipos de bosque se encuentran los bosques de frondosa y los bosques de coníferas; los bosques de frondosas se conocen por sus árboles de hojas anchas con flores y semillas, entre estos son características las selvas, los bosques secos donde hay más temporadas seca que lluviosa y el bosque templado de frondosas.

El bosque de coníferas se caracteriza por sus árboles con hojas largas, finas y puntiagudas, además de tener sus semillas expuestas. Entre estos hacen parte el bosque de taiga con gran extensión y poca biodiversidad, el bosque templado de coníferas característico por los pinos y el bosque subtropical de coníferas.

Matorrales

Dentro del ecosistema de matorrales hacen parte también los arbustos y matas conocidas por ser plantas de menor porte, es común en este ecosistemas observar el arbustal clasificado según su tipo de arbusto, también está el xerofilo típico por sus plantas como espinos y cactus, aunque también hace parte de este grupo el ecosistema de páramo o matorrales de montaña particular por sus afamados frailejones.

Herbazales

Como su nombre lo indican los ecosistemas de herbazales son propios e inconfundibles por su extensa vegetación en hierbas o gramíneas además de tener presente un clima estacional muy particular. Los herbazales es común verlos en praderas, en estepa, sabanas y praderas alpinas o de montaña.

Tundra

El ecosistema de tundra se encuentra formado por musgos, líquenes y arbustos pequeños, además de ser característico por la ausencia de árboles, subsuelo congelado y entorno húmedo. Estos por lo general podemos encontrarlos en las taigas y nieves perpetuas; las tundras  a su vez se subdividen en ecosistemas de tundra ártica y tundra alpina.





Desierto

El desierto hace parte de los ecosistemas terrestres es muy característico porque cuenta con poca flora y fauna, son propios de climas subtropicales aunque se les puede apreciar igualmente en zonas tropicales, templadas, frías y de montaña.

Ecosistemas acuáticos

Los ecosistemas acuáticos se dividen en dos grupos grandes, los ecosistemas acuáticos marinos y los ecosistemas acuáticos de aguas dulces, se hace la respectiva clasificación debido a que estas masas de agua cuentan con características, físicas y químicas muy particulares.

Ecosistema marino

Este ecosistema fue de los primeros en descubrirse, además de ser considerado uno de los más estables en relación con los terrestres debido a la lenta variación que presentan. Los ecosistemas marinos a su vez se dividen en dos grupos dependiendo de la luz (solar) que reciben, ecosistemas marinos fóticos y afóticos.

Los fóticos se conocen porque reciben luz suficiente necesaria para el proceso de fotosíntesis, por lo general este proceso puede darse en hasta 200 metros de profundidad; este tipo de ecosistemas se encuentran en playas, plataformas continentales, arrecifes coralinos, atolones, etc.

Por otro lado los ecosistemas afóticos se caracterizan porque a diferencia de los otros no les llega la suficiente luz, estas condiciones son comunes en el mar poco profundo, en fosas oceánicas, abisal, mar profundo y la gran mayoría del fondo marino.

Ecosistema de agua dulce

Los ecosistemas de agua dulce se dividen en dos, los que tienen corrientes de agua aunque también son llamados lóticos y los de aguas quietas conocidas como lénticos. Los ecosistemas lóticos son ríos, quebradas, arroyos, manantiales y todo tipo de ecosistema con corrientes de agua rápidas. Los ecosistemas lénticos son de aguas quietas y de poco caudal como lo son lagos, estanques, pantanos, embalses, entre otros.

Ecosistemas híbridos

Este tipo de ecosistema se le conoce también como ecosistemas inundables o humedales, es considerado un híbrido debido a que cuenta con características de los ecosistemas tanto terrestres como acuáticos. Los ecosistemas más comunes de este tipo son las sabanas inundadas, selvas inundables, manglares, pantanos, juncales, turbera y bofedal.

Para tener en cuenta…

Existen ecosistemas artificiales los cuales son creados a partir de las actividades humanas y que además no tienen una superficie similar creada por la naturaleza, este tipo de ecosistemas son creados con el objetivo de buscar beneficios especiales.

Compartir