La videncia o clarividencia es una facultad, habilidad o don psíquico especial con el que una persona nace, la cual es conocida como vidente o clarividente. Este don se caracteriza porque la persona con él puede ver mas allá de las cosas, es decir percibe lo que otros no; Por lo general con la videncia se puede ver y entender el pasado y presente de una persona incluso ser como un guía sobre el futuro de esta. Según varios expertos los videntes logran recibir esta información por medio del aura, chakras y vivencias del paciente.

A pesar de que varias personas nacen con esta habilidad no todos logran desarrollarla, pues muchos durante sus cimientos temen y se aterrorizan con lo que sienten y ven, cerrando esta puerta que muchas veces es difícil de volver a abrir.

El don de la clarividencia a menudo no se puede manipular, pues este no respeta hora ni tiempo, por ende muchos expertos durante sus sesiones se ayudan de herramientas como la imposicion de manos, lectura del tarot o con simplemente mirarte para poder hacer que el don fluya en su máximo esplendor y de esta forma brindar información a la persona.





Sin embargo es importante que tengas en cuenta que a las personas que practican este tipo de actividades se les puede identificar cuando son farsantes y nos están mintiendo solo para estafarnos. Las videntes reales o   Videntes Serias  tienen algunos rasgos principales que las identifican del resto estos son:

  • Actitud: una principal característica de una vidente real es la actitud, siempre son honestos y claros desde el inicio de la sesión ademas de un trato cordial y formal que brinda a su paciente, pues como bien dicen ellos pueden ver mas allá de la mirada de una persona.
  • Servicio: es importante buscar un vidente que ofrezca servicios personales o hacer la sesión en tu hogar, de este modo ofrecen un servicio de mejor calidad en el que tú te sentirás mas cómodo y el o la experta podrá lograr una buena conexión contigo.
  • Don natural: el aspecto más importante quizás sea tener severidad de que la vidente cuenta con su don desde el momento en el que nació, es decir que su habilidad sea natural pues las personas que no cuentan con este siempre querrán engañarte que en muchos casos puedes notar con solo verle.
Para finalizar evita de todas las maneras posibles ir a gabinetes del tarot pues por lo general en estos sitios te ponen a esperar turno y cobran más dinero, lo que resulta un servicio y atención de poca calidad que genera desconfianza. Por ende más bien te aconsejo visitar a videntes que sean recomendados no solo por su servicio sino por la acertividad de sus predicciones e interpretaciones.
Compartir