El modo de reproducción del Cóndor Andino responde a un proceso reproductivo y sexual único en medio del reino animal por su  comportamiento y su detallada fisiología,  que entre otras cosas permite la conservación de esta especie en vía de extinción, mediante medios de reproducción artificial, eclosión, crianza que con gran esfuerzo se ha llevado a cabo en los últimos años ara lograra mantenerle con vida en el planeta.

En cuanto a su madurez sexual y épocas reproductivas se ha escrito en base a estudios científicos de dicha especie que el macho y la hembra alcanzan su adultez  entre os 6 y 7 años de edad. Reportes indican que  este tipo de aves han logrado reproducirse  de forma exitosa a los 7 años, sin embargo en la mayoría de los casos, la reproducción se ha logrado desarrollar solo hasta los 10 años, siendo muy inusual llevarle a cabo después de los 50 años en el caso de los cóndor machos. En las hembras  no existe un caso reportado que haya logrado reproducirse después de los 41 años de edad.

Esta especie animal en estado silvestre generalmente vive y se desarrolla en comunidad, aunque se exceptúa este modo de vida en la época  reproductiva, en tanto que a pesar de que de forma usual se alimentan y descansen  grupalmente, en medio de este proceso su comportamiento data de una extrema territorialidad.

Es en la época de reproducción cuando el cóndor defiende con su vida  su área de anidación, de animales intrusos  que pueden dañar el bienestar de sus crías, además de otros cóndores y competidores potenciales o predadores que pueden mostrar una actitud ofensiva.

Su modo de reproducción  en medio de la vida silvestre  se reproduce estacionalmente, sin embargo, existe un factor de latitud que  incide directamente. Para reproducirse  lo hace a través de un cortejo, escogiendo una pareja con quien a diferencia de muchos animales  pasara toda la vida por lo que se considera un animal  monógamo.

Los nidos de las cóndores hembras  generalmente suelen construirse  en zonas no habituales, rocosas y cuevas  que estén protegidas de la lluvia el viento y el sol,  construidos a base de paja, ramas y palos.