Nosotros debemos estar conscientes que es responsabilidad de cada uno de nosotros cuidar el agua, esto lo podemos hacer empezando a economizar al máximo este recurso natural desde nuestro propio hogar, sin embargo es una tarea algo difícil, ya que nosotros desperdiciamos generalmente muchísima agua al día sobre todo en nuestros baños, debemos estar claros que en una ducha de apenas 10 minutos podemos hasta desperdiciar fácilmente unos 200 litros de agua y claramente hay personas que duran más tiempo duchándose, lo que significa que en este proceso se pierde muchísima agua al día.

E incluso nuestra Grifería contribuye en ello de gran manera, por suerte para nosotros la tecnología ha evolucionado exponencialmente en los últimos años y actualmente nosotros podremos contar con varios dispositivos eléctricos que nos ayudaran directamente a ahorrar agua en nuestras duchas, cosa que es genial, por esta razón es que nosotros a través de este artículo te vamos a hablar de ellos.

Una de estas nuevas tecnología que pueden ayudarnos de lleno a ahorrar agua en nuestras duchas son los reductores de caudal, debemos estar muy conscientes que uno de los principales problemas que directamente causa un desperdicio de agua en nuestros baños es la falta de eficiencia de los grifos, por ende para resolver este problema la opción más viable será contar con reductores de caudal, estos en si son capaces de permitir un gran ahorro cerca de los 50% del agua, además su funcionamiento es netamente sencillo, para los que no lo saben este dispositivo permite directamente mezclar agua con aire reduciendo así el caudal, e incluso con él seguiremos sintiendo el mismo confort y la misma sensación de agua al ducharnos, pero sin darnos cuenta estaremos ahorrando bastante agua día tras día.

Si quieres saber más sobre este tema puedes ver más aquí ya que te mencionaremos dos dispositivos más de este índole que te ayudaran a ahorrar notoriamente el agua en tus baños, para continuar con el tema es importante aclarar que otro de los momentos en los que sin darnos cuenta solemos botar mucha agua es cuando buscamos realmente obtener la temperatura adecuada, tanto así que en ese pequeño momento se pierden por el desagüe como ocho litros de agua mientras tratamos de no congelarnos ni quemarnos en la ducha, para ello podemos instalar grifos termostáticos, ya que estos mismos permiten prefijar la propia temperatura que deseamos, en este caso solo se perderán dos litros de agua para llegar a la temperatura adecuada, además también podemos contar con el sistema eco-stop para lograr detener el flujo de esta y restablecerlo con la misma temperatura y caudal de forma instantánea.

Una vez que ya la Grifería no sea el problema, debido a que fue ajustada y que la temperatura fue controlada, podemos aun ahorrar más agua, una manera muy innovadora de hacerlo es por medio de la bolsa Esferic, la cual a pesar de ser una bolsa de plástico permite ahorrar miles de litros de agua cada año, su uso es realmente fácil, ya que esta solo se cuelga en la ducha y posteriormente se introduce la alcachofa hasta que obtengamos la temperatura deseada, el agua recogida en este momento puede ser utilizada bien sea para lavar los platos, regar las plantas, entre otras cosas.

Compartir