Skip to content
Ara blog

Partes de la célula

Las cuatro partes comunes a las que se hace referencia cuando se habla de los componentes de una célula son: membrana plasmática, citoplasma, ribosomas y ADN. Recordemos que la célula corresponde a la unidad anatómica fundamental de todos los organismos vivos.  Su tipología diferencial pero común entre sí, a continuación, una descripción breve y la explicación de las funciones que a cada una de estas partes corresponde.

Esquema de la célula y sus partes

Esquema de la celula y sus partes

Al hacer el estudio de un organismo vivo mediante un microscopio, se hace presente el termino célula como un componente fundamental de la anatomía de todo organismo de este tipo, por lo que hoy nos acercamos a la definición de lo que es la célula y cuales son las partes principales que le componen en general.

Célula definición y función

En el campo de la bilogía, la célula es definida como la unidad mas pequeña que puede vivir por sí sola, presente en todos los organismos vivos como un componente fundamental de los mismos. Su función principal la de coordinar funcionalmente la nutrición, la relación y la reproducción.

Debido a la gran diversidad de seres vivos, existes en el planeta, la célula se distingue sobre una tipología diferencial que las identifica específicamente, sin embargo, sus características se generalizan por tener en común algunas de sus partes, la membrana celular, el núcleo y el citoplasma.

Membrana celular: también conocido con los nombres de membrana plasmática membrana citoplasmática o plasmalema, refiere a un complejo lipoproteico o bicapa lipídica que sirve de frontera delimitante de la célula, logrando separar su contenido (el citoplasma y el núcleo) del medio que la rodea, logrando así mantener un equilibrio entre el interior y exterior de las células.

Núcleo: el núcleo celular se determina como un orgánulo membranoso que se encuentra presente ene l centro de la célula, como un compartimento sobre el cual se alberga el genoma o lo que quiere decir en palabras más sencillas el conjunto de genes de cuyas ordenes e instrucciones depende el funcionamiento especifico de la célula como tal. El núcleo corresponde a la mayor parte del material genético de la célula.

Citoplasma: corresponde al hialoplasma, liquido que se encentra en el interior de las células y que rodea el núcleo limitado por la membrana exterior, parte encargada de cumplir diferentes funciones entre ellas el servir de albergue y/o almacenamiento de los orgánulos celulares y contribuir al movimiento de estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *