Skip to content
Ara blog

Partes de un zapato de mujer

El sector del calzado ha logrado abarcar una gran variedad de materiales con los cuales diseñar y construir zapatos para dama, caballeros y niños, cumpliendo con estándares de calidad para el procesamiento que refiere a todas y cada una de las partes que conforma el calzado como tal, siendo diferencial específicamente los zapatos diseñados para dama, por constituir un elemento diverso que en uso cotidiano se utiliza en todo el mundo.

Pese a la gran variedad de calzado para mujer existentes, los profesionales de su diseño y fabricación relacionan unas partes básicas (tacón, talón, tapa, plataforma, suela, cerco, puntera, empeine, plantilla, forro, y contrafuerte) que hacen de un zapato el ideal para que las personas del genero femenino se vean, sientan y luzcan siempre bien.  

Partes principales de una sandalia para mujer

Los zapatos hoy en día sin duda alguna, representan uno de los accesorios de vestir de mayor importancia para la persona, más aún para el sexo femenino quienes ven en el calzado, sandalias, botas, zapatillas, botines, etc. Un adorno con el cual además de un servicio para el caminar significa un atractivo más con el cual engrandecer su belleza, elegancia y buen porte.

Para el caso de las sandalias, en el proceso de diseño y fabricación se tiene en cuenta básicamente algunas partes principales que construyen el zapato como tal, a continuación, una descripción breve de cada una de ellas.

Plantilla: quizá una de las partes de mayor importancia por ser la base sobre la cual reposa el pie dentro del zapato.

Palmilla: aunque el nombre es similar al de la plantilla, se hace importante no confundirles en tanto que cumplen un papel totalmente diferente, siendo la palmilla la encargada de dar empaque al zapato, como también flexibilidad a la suela.

Entresuela: es la parte que da cuerpo al zapato en este caso la sandalia y como su nombre lo indica su ubicación queda entre la suela y la palmilla.

Cambrillón: su función es la de servir de puente entre el hueco que forma el tacón de forma tal que no se hunda, una pieza alargada y comúnmente metálica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.