Skip to content
Ara blog

Remedios caseros para la tos

La tos, gripe o resfriado es una de las enfermedades que más afectan en el mundo, por ende es una de las más comunes en consulta al médico. Esta afección no distingue entre edad, aunque es más común que se presente en niños y ancianos.

Se caracteriza por presentarse cuando los virus, polvo y bacterias irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias, exactamente en la garganta y los pulmones, lo que provoca la tos, que por lo general se ve más afectada cuando hace frío o durante la noche, causando molestias con más intensidad.

 

Por eso el día de hoy te traemos algunos de los remedios caseros y naturales más efectivos para combatir la tos o gripe:

Antes de iniciar con la preparación y recomendación de los remedios caseros, es importante que conozcan porque son tan importantes los ingredientes que se usan, por ello mencionaremos cada uno a continuación, explicándole las propiedades y como contribuye a combatir la tos o gripe.

  • Miel, la miel es uno de los ingredientes que más se utilizan para combatir la tos, además de que muchos médicos la recomienda. Pues bien, la miel no solo contiene un delicioso sabor, sino que también contiene propiedades antioxidantes y antimicrobianas, por lo que genera una capa de protección sobre la garganta, así evitas posibles irritaciones, además de que la hidrata.
  • Limón, este alimento también es muy conocido por sus propiedades curativas, sobre todo para la gripe, debido a su alto contenido en vitaminas como la C que ayudan a combatir afecciones de la garganta y combatir enfermedades respiratorias como la tos.
  • Pimienta, este especia de con sabor picante, también  es usada como remedio para la tos y enfermedades respiratorias, pues contiene propiedades antiinflamatorios, antibióticas, expectantes y diaforecticas que ayudan a desinflamatorio los bronquios y las mucosidades que hay en ellos.
  • Jengibre, este alimento es eficaz para tratar la tos, pues contiene propiedades antiinflamatorias que la hacen perfecta para aliviar dolores de garganta, congestión, entre otros.
  • Cebolla, otro de los alimentos muy recomendados para tratar con la tos, pues bien la cebolla además de ser conocida por su fuerte y picante sabor, contiene propiedades expectorantes y bactericidas que ayudan a eliminar bacterias y virus, además de que alivia los resfriados y problemas respiratorios.

Ahora que ya conocemos cuales son las propiedades de estos fantásticos ingredientes para combatir la tos, gripe o resfriados, podemos continuar con las recetas.

Remedios caseros para combatir la tos.

#1 Miel

Este es el remedio casero más fácil del mundo, solo debes tomar una cucharada de miel en la mañana y antes de irte a dormir, notarás como en el transcurso de irán aliviado los síntomas hasta desaparecer por completo.

#2 Miel y pimienta negra

La combinación de estos dos ingredientes hacen un remedio casero súper efectivo para la tos, existen dos formas de prepararlo en té o en jarabe. Para prepararla en té solo debes tomar 1 cucharadita de pimienta y 2 cucharadas de miel, agregarlos a un pocillo de té y agregarle agua caliente, déjalo por unos 15 minutos, revuelve y listo (no olvides colar el té).

Si deseas el jarabe puedes prepararlo utilizando 1½ taza de miel de abejas y 1 cucharadita de pimienta molida, mezcla bien y vacía la mezcla en un frasco de vidrio, puedes tomarlo cada 5 horas o por la mañana y en la noche.

Recuerda que las personas q sufren con problemas de gastritis no pueden consumir pimienta, pues está les resulta irritante.

#3 Limón 

Otro remedio casero súper sencillo es tomar 1 cucharada de limón antes de irte a dormir, o bien puedes calentar un poquito de agua y servirlo en un pocillo, añadirle una cucharada de miel y una de limón y tomarla tibia antes de irte a dormir.

#4 Jengibre

El jengibre también es utilizado como una opción natural para combatir la tos, es tomado como té, se prepara de la siguiente manera: corta 12 rebanadas de jengibre y añadelas a una olla con tres tazas  de agua hirviendo, déjala que se conocen por unos 20 minutos a fuego bajo. Una vez esté listo, cuelalo y sirve en un pocillo, puedes añadirle una cucharada de miel y una de limón.

#5 Cebolla y miel 

Existen dos formas de preparar este remedio, la primera es abriendole un hueco a una cebolla grande, luego agregas unas cucharadas de miel allí dejas reposar por unas  cuantas horas y listo, si deseas puedes reenviar a un frasco y tomarlo cada hora.

Otra opción de preparar este medio es cortando las cebollas en rodajas, agregas miel (cantidad deseada) y reenvasas, así de facil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.